Tagged as: Modas

ENTRENAR EN AYUNAS. ¿SÍ O NO?

A menudo vemos en películas y series americanas como los protagonistas (normalmente con un cuerpo escultural) salen a correr por las calles de una gran ciudad o en dirección a un  gimnasio lleno de sacos de boxeo nada más levantarse de la cama y antes de ir a trabajar. En la siguiente escena (por lo general) el chico o la chica salen de la ducha y se disponen a engullir un desayuno a base de zumo, tortitas, huevos revueltos, bacon… antes de salir “corriendo” hacia una larga jornada laboral.

Pues bien, esto que forma parte de la ficción se ha convertido en una moda un tanto peligrosa. Incluso llegando a crearse un gran debate de los beneficios de hacer ejercicio en ayuno y los de hacerlo después de ingerir una primera comida. También apoyado por los mitos y las “fake news” que para nada ayudan a que la gente se aclare.

Y es que en las conversaciones entre amigos y usuarios de gimnasios existe la creencia que hacer deporte sin desayunar quema esos excedentes de grasas debido a la ausencia de carbohidratos en nuestro organismo. Por lo que esa quema de grasa nos proporciona la energía suficiente para hacer ejercicio.

¿Pero qué riesgos conlleva esta práctica?

Pues uno de los riesgos más graves sería una bajada repentina de glucosa en la sangre y el desvanecimiento posterior. Otra consecuencia es pérdida de masa muscular, es decir, todo lo contrario de lo que las personas buscan cuando hacen deporte o entra en un gimnasio. Es más, hay estudios que afirman que la ingesta de carbohidratos antes del ejercicio ayudan a la quema de grasas en las horas posteriores.

¿Es verdad entonces qué algunos deportistas entrenan en ayunas?

Sí, pero con matices muy importantes. Son deportistas cuyo deporte está basado en la resistencia como por ejemplo el ciclismo. Que buscan un máximo rendimiento durante las pruebas o (etapas en el caso del ciclismo) con el menor consumo de energía posible. Pero hay que decir claramente y lo pongo en mayúsculas que se trata de PROFESIONALES del deporte que están vigilados y supervisados por médicos, entrenadores y nutricionistas para que no exista ningún riesgo para la salud.

¿Qué es lo que podemos comer antes y después de entrenar?

Pues si no queremos tener ningún susto, o evitarlo en la medida de lo posible, podemos hacer un desayuno ligero a base de carbohidratos fáciles de ingerir como fruta, zumos y cereales complementándolo con algún yogur. Y para después… una tostada con queso fresco o un pequeño bocadillo de jamón serrano acompañado de un zumo o batido. Aunque esto es una pequeña recomendación ya que hay miles de opciones y recetas adaptadas a tus gustos o necesidades.

 

Después de estas pequeñas pinceladas está bastante claro que lo primero es la salud. Por lo tanto evitar prácticas vistas en la ficción o destinadas a profesionales del deporte nos evitará de más de un susto.

MODAS EN EL DEPORTE, ¿PELIGROSAS?

F10 Sport Center - Gimnasio Zamora

Si os dijeran un día que la ropa que lleváis puesta os puede provocar una lesión, una enfermedad o lo que es peor la muerte, ¿os la seguiríais poniendo? Pues en el mundo del deporte y el fitness  sucede. La gente hace ejercicio y no se para a pensar  que a lo mejor no es el adecuado para su edad o su forma física y que la práctica del mismo puede tener terribles consecuencias. ¿Son las modas en el deporte peligrosas?

En la última década hacer deporte está de moda, la sociedad está concienciada de que practicarlo previene enfermedades y mejora la calidad de vida de quien lo practica. Pero también hay que conocer nuestro propio cuerpo y hasta dónde puede llegar.  Y es que  el ciclismo, el running y algunas actividades dentro de los gimnasios (crossfit, Insanity…) pueden resultar nocivas para nuestra salud sino nos informamos previamente del nivel de exigencia o hacemos caso a las recomendaciones de los monitores (en el caso de los gimnasios).

MODAS EN EL DEPORTE

Cada vez es más común ver cómo la gente, fruto de su propia exigencia, sufre lesiones (en algunos casos irreversibles) o muere realizando su deporte favorito por no informarse o querer realizar un esfuerzo que su cuerpo no lo permite. Según datos de la Revista Española de Cardiología, las personas que practican una actividad deportiva intensa presentan una incidencia mayor de muerte súbita que las no deportistas -1,6 por 100.000 frente al 0,75 del resto de la población.

ALGUNAS RECOMENDACIONES…

Según los expertos, lo ideal sería que a la hora de realizar un deporte que nos vaya exigir un esfuerzo considerable, es hacerse un reconocimiento cardiológico previo para conocer hasta donde puedes llegar y como está el “motor” que mueve tu cuerpo. Pero  tan importante es la prueba médica como realizar un calentamiento previo y estiramientos posteriores a la práctica del ejercicio. Algo, reconozcámoslo, que no hacen muchos de los deportistas amateurs.  También es recomendable mantener una constancia sobretodo en personas sedentarias, ya que es preferible hacer tres veces a la semana con una duración de 20 minutos que un sesión de dos horas cada dos semanas.

LA REGLA DE 220 -TU EDAD

Conocer tus pulsaciones en reposo y durante el esfuerzo también te pueden servir de guía a la hora de ponerte a practicar deporte. Es muy fácil, localiza tus pulsaciones en la muñeca o en el cuello sobre la arteria carótida durante un minuto y luego realiza una sencilla operación matemática… A 220 le restas tu edad. Y resultado te marcará las pulsaciones límites que no puede sobrepasar tu cuerpo a la hora de realizar un esfuerzo.

MODAS EN EL DEPORTE

Y es que hacer deporte reporta muchos beneficios a tu salud. Pero a la hora de elegir que deporte realizar tendrás que tener en cuenta algunas variables que deben prevalecer sobre la moda que se imponga en un determinado momento. Porque lo que está en juego es tu salud. Y no debes de jugar con ella. ¿Opináis lo mismo?