Categorized as: Ejercicio

PASOS PARA CONSEGUIR NUESTROS OBJETIVOS EN EL 2018.

Llega el final del año y todos miramos hacia atrás. Unos desean que termine, otros que siga todo igual en lo venidero. A algunos se les ha pasado volando a otros les ha parecido una eternidad. Pero todos tienen algo en común. Todos se marcan uno o varios objetivos al inicio y todos revisan al final si se han logrado o no.

En estas fechas nos hacemos preguntas buscando el por qué de los resultados (sobre todo si no son todo lo satisfactorios que deseábamos). Pero no nos paramos a analizar desde un punto objetivo si las metas marcadas dependían más de la suerte o de terceros que de nosotros mismos o si eran algo inalcanzable. Por eso es muy importante que la lista (mental o escrita) de objetivos marcados pueda ser materializada o plasmada como algo real y no como un pensamiento más que con el paso de los días se desvanece.

PAUTAS O PASOS A SEGUIR PARA CONSEGUIR TU/S OBJETIVO/S

Marcar el objetivo y definirlo. Para ello debemos ser realistas. Conocernos y saber donde estamos y que posibilidades tenemos de conseguirlo. Ya que estamos en un blog donde el deporte es el tema central (aunque hablamos de un estilo de vida), voy a poner un ejemplo claro. No podemos plantearnos el objetivo de correr una maratón dentro de un año si nuestro físico no nos lo permite y si le dedicamos al deporte una hora a la semana. Porque se aleja mucho de nuestra realidad.

Centra y focaliza el objetivo. Lo explico de nuevo con otro ejemplo. Voy hacer este año más deporte. Mal, meta muy dispersa. Pero si centramos un poco más el “tiro” sea más fácil empezar. A partir de 1 enero todas los martes y jueves voy a correr una hora cuando salga de trabajar. Bien, ya tenemos focalizado nuestro objetivo.

Una vez que la meta es clara y concisa hay que elaborar un plan a seguir. No hay que dejar a la suerte que actúe por nosotros o depender de terceros, sino que planificando una estrategia reduciremos al máximo los inconvenientes que se produzcan en el día a día y resultado final estará más cerca.

Revisa tu estrategia durante el camino no solamente al final. No siempre sale todo bien. A veces el objetivo es claro, conciso y realista, pero la estrategia para conseguirlo no está bien definida. Por eso es aconsejable que revisemos cada cierto tiempo si vamos bien o si el objetivo se esta consiguiendo. Y si no es así buscar una nueva estrategia o modificarla.

Por último, trabajo, trabajo y trabajo y actitud. Es el momento de llevar a cabo el plan. Depende de ti que se consiga o no. Hay que ponerse manos a la obra y trabajar. Pero trabajar disfrutando (no sólo al final) durante el camino que nos hemos marcado. La ilusión y la actitud positiva por conseguir el objetivo serán claves para llegar a nuestra meta y poder celebrar, ahora sí que nuestro objetivo se ha conseguido y que ha sido un año magnifico.

Por último, solo desearos un Feliz Año 2018. Seguro que lo será. A por todas.

Di adiós a la depresión otoñal

Termina el verano, el calor (aunque este año no se haya ido del todo) las terrazas, las vacaciones  y la playa dice adiós hasta el año que viene. Pero a la vez que decimos hasta luego a la época estival, recibimos a regañadientes (no todos) al otoño, el frio, los días más cortos y sobre todo la monotonía. Un coctel que algunas personas lo llevan de mejor manera y otros de peor forma: la depresión otoñal.

La monotonía producida por una vida dedicada al trabajo, los hijos (en el caso de que los haya) y la casa hace que muchas personas puedan sufrir un bajón emocional que repercuta en la propia vida diaria. Sentirte como un robot que tiene automatizados y programados los movimientos un día tras otro puede llegar a afectar en la parte emocional y física de una persona. Por esa razón es importante que una vez que llegamos al otoño y al invierno busquemos medidas, soluciones o distracciones que eviten caer en la rutina diaria.

Otra de las causas es la falta de horas de sol que según algunos expertos produce cambios hormonales en las personas que se traduce en una serie de consecuencias:

  • Mal humor
  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Insomnio

Di adiós a la depresión otoñal

Una vía de escape puede ser el deporte. Marcarte un objetivo para mejorar tu aspecto físico o tu salud es una razón más que suficiente para que de paso abandones esa monotonía. Apuntarte al gimnasio puede ser una buena solución, no hace falta que te machaques con las maquinas puedes participar en clases colectivas donde la música es la protagonista. Todo esto además tiene una razón social. Conocer gente nueva fuera de tu entorno más próximo y poder compartir un rato de ejercicio ayuda a mantener la mente despejada de los problemas diarios.

Además de todos es sabido que uno de los beneficios de hacer ejercicio es que tu cuerpo libere una sustancia que se llama endorfina que es la “culpable” de la felicidad y de bien estar emocional. Igualmente mantener una alimentación adecuada ayuda a nuestro principal objetivo, por eso es recomendable comer alimentos ricos en vitamina del grupo B como los higos o los hongos.

Un estudio reciente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte asegura que 2 de cada 3 españoles (unos 20 millones de personas) no hacen casi ejercicio, más de un millón (70%) en Castilla y León, y 11 millones de españoles, 567.000 de ellos castellanos y leoneses, admiten no practicarlo nunca. Lo más grave es que los niños tampoco se libran ya que 1 de cada 3 padres reconocen que sus hijos no hacen suficiente ejercicio.

Di adiós a la depresión otoñal

Por lo tanto educar a los más jóvenes puede ayudar a que la sociedad cambie los hábitos adquiridos en las últimas décadas y que se conciencien de que el sedentarismo y la monotonía no ayudan ni a la salud física ni mental de las personas.

¿Vosotros que pensáis?

RUTINA Y ORDEN EN EL GIMNASIO

Llega el otoño y los gimnasios se abarrotan de gente dispuesta a perder el peso ganado durante el verano. Comenzamos una rutina que durará varios meses y necesitamos luchar contra las comidas copiosas y sedentarismo en muchos casos. ¿Pero es bueno para nuestro cuerpo pasar de no hacer nada, a trabajar durante horas en el gimnasio? La respuesta es no.

En los últimos tiempos la oferta de actividades en los locales de fitness es múltiple y variada, ya no se reduce a subirte en la cinta o en la bicicleta y después a levantar peso. Está demostrado que las clases dirigidas producen el mismo efecto buscado que el uso de mancuernas o maquinas. Además las clases dirigidas ayudan a no caer en la monotonía y por último el abandono del ejercicio.

RUTINA Vs MONOTONÍA

Parece que ambas palabras son sinónimas y que una es consecuencia de la otra. Pero no es así. A la hora de empezar a planificar como va a ser tu actividad dentro del gimnasio es muy importante dejarse asesorar por los monitores y no dejarse llevar por las ganas y la rapidez de obtener resultados a muy corto plazo. Es muy importante que junto a los profesores se planifique unas rutinas para que el trabajo de sus resultados. Que se trabaje paulatinamente y con un orden.

No es bueno pegarse una panzada de trabajo físico un día, asistiendo a todas las clases de la jornada y fatigando tu cuerpo hasta la extenuación  y menos bueno es  no volver a pisar el gimnasio hasta una semana más tarde. La rutina en el ejercicio es básica y no tiene que ir acompañada de monotonía. La combinación ordenada de ejercicios y clases ahuyenta de golpe y porrazo la monotonía dentro del gimnasio.

ORDEN DENTRO DE LA RUTINA

Si la rutina es muy importante, ordenar esa rutina lo es más. Lo explicamos. Hay clases enfocadas al fortalecimiento de ciertas zonas del cuerpo o con una actividad muy exigente por lo que una vez terminada esta clase puedes combinarla con otra que lleve a la desactivación y relajación del cuerpo. Un ejemplo.

Pongamos que un día acudimos al gimnasio y entramos en la clase de Streching, una actividad encaminada a la relajación muscular entre otros beneficios. Pues lo incompatible o lo no recomendado es que una vez finalizada la clase te pongas hacer pesas o a entrar en una clase de Hiit Box. Lo normal es realizar un ejercicio de intensidad y terminar estirando y relajando el cuerpo. Porque de lo contrario anulas el efecto del Streching proporciona.

RECOMENDACIÓN

Aprovecha la oportunidad que te brindan los gimnasios (si la tienen) de asesorarte personalmente sobre que es mejor para la salud de tu cuerpo y para obtener los objetivos que te marcaste.  Te ayudará a conseguir los resultados sin caer en la temida monotonía o en el abandono después de un mes del gimnasio.